Envío gratis a partir de 60€

Cosmética BIO, orgánica, natural y ecológica. Parecidos pero distintos

Continua en crecimiento el interés por regresar a lo esencial, abrazando lo natural y buscando una convivencia armónica entre nosotros mismos y el medio ambiente, lo que a su vez implica un mayor respeto y cuidado de nuestro entorno. Esta tendencia ha incrementado la demanda de productos de cosmética natural, biológica, ecológica y orgánica.

Sin embargo… ¿Qué distingue a estos términos entre sí? En medio de una era caracterizada por una sobrecarga de información que muchas veces confunde más que aclara, hoy te damos respuestas para que sepas diferenciar entre estos tipos de cosméticos. Además, te ofrecemos una guía práctica para identificar los principales ingredientes en las etiquetas de tus productos. ¡Vamos!

¿Los términos orgánico, bio, natural y ecológico significan lo mismo?

  • Orgánico, bio y ecológico se refieren a productos que han sido certificados conforme a normativas específicas, tal como se explica en detalle en nuestro artículo sobre sellos ecológicos.
  • Un producto cosmético natural se refiere a aquellos que utilizan materias primas de origen natural o derivados que han sido sometidos a procesos simples de transformación sin representar un riesgo para el ambiente.

Por tanto, podemos concluir que:

Aunque todo cosmético ecológico es natural, no todo producto natural es necesariamente ecológico.

Dado que no existe una legislación específica para la cosmética natural o ecológica, ni definiciones claras de estos conceptos, recurriremos a la primera parte de la norma ISO 16.128, “Guía de definiciones técnicas para ingredientes y productos naturales y ecológicos”, publicada en febrero de 2016. Según esta norma, se define como:

  • Ingredientes naturales y derivados*: todos aquellos que se obtienen de plantas, microorganismos y minerales mediante procesos físicos (como molienda, secado, destilación), reacciones de fermentación naturales, o métodos de extracción tradicionales sin alteraciones químicas. *Estos ingredientes deben tener un contenido de origen natural superior al 50% en peso, como la glicerina.

  • Ingredientes minerales naturales y derivados: son aquellos que, naturalmente producidos en la tierra, no contienen átomos de carbono en su estructura química, como la sílice.

  • Ingredientes orgánicos y derivados: provienen de cultivos ecológicos o de materiales que crecen de forma natural sin fertilizantes ni pesticidas.

  • Agua: utilizada en diversas formas en cosméticos (constitutiva, de reconstrucción o de extracción).

  • Ingredientes no naturales, como la dimeticona o aceites minerales, no se consideran parte de la cosmética natural.

¿Qué comparten los productos de cosmética natural y ecológica certificada?

  • Exclusión de materias primas que generen dudas sobre su seguridad ambiental o para la salud.
  • Uso de métodos de producción eco-amigables.
  • Permiten ingredientes de origen animal, excepto aquellos obtenidos de animales sacrificados o mutilados para la elaboración del cosmético.
  • No se testan en animales.
  • Rechazo de ingredientes o procesos que impliquen tecnologías controversiales como OGM, nanotecnología o irradiación.
  • Preferencia por envases ecológicos, reciclables o reciclados.

Y te preguntarás: Entonces… ¿Cómo puedo distinguir los ingredientes principales en una fórmula cosmética?

Es más sencillo de lo que piensas. Ten presente que la mayoría de los componentes en la cosmética natural provienen de extractos vegetales y suelen listarse en la etiqueta por su nombre científico en latín, seguido de términos como:

  • aqua”, “water” o “destilate” para indicar aguas florales e hidrolatos.
  • oil” para aceites vegetales, ya sean puros o esenciales, como el Prunus Amygdalus Dulcis Oil.
  • extract” para señalar extractos de plantas.
  • butter” para mantecas.
  • wax” para ceras.

Es crucial aprender a identificar estos términos y evaluar su posición en la lista de ingredientes, lo cual nos ayuda a comprender su proporción y significancia en la fórmula general del producto. Aunque no todos estos componentes son exclusivamente naturales, son fundamentales para las funciones principales del cosmético.

Otros ingredientes importantes que puedes encontrar en la lista de ingredientes

Si quieres familiarizarte con algunos de los ingredientes más comunes en cosmética natural, sigue leyendo y que no te la jueguen.

Excipientes:

Los excipientes son la base que diluye los activos y generalmente determinan la textura del producto. El agua es el excipiente más común y económico. Sin embargo, algunos cosméticos no contienen agua, lo cual elimina la necesidad de conservantes. En cosmética natural, los excipientes deben ser de origen natural, como alcoholes, grasas o aceites vegetales, y a veces cumplen funciones adicionales como ingredientes activos o conservantes.

Correctores:

Estos ingredientes se añaden para optimizar la textura y la eficacia del producto. Incluyen:

  • Espesantes: Usados en productos como geles y champús para aumentar su viscosidad (ej., Goma Xantana, Cera Alba).
  • Emulsionantes: Necesarios para mezclar ingredientes acuosos y oleosos, como el Alcohol Cetílico y los Glucósidos Alquílicos.
  • Modificadores del pH: Ajustan el pH del producto para mantener la estabilidad y compatibilidad con la piel (ej., Ácido Láctico, Ácido Cítrico).

Aditivos:

  • Conservantes: Esenciales en formulaciones que contienen agua para prevenir el crecimiento microbiano. La cosmética natural prefiere conservantes naturales, aunque ciertos conservantes sintéticos menos controvertidos también son aceptados (ej., Alcohol, Sorbato de Potasio).
  • Colorantes: Se prefieren colorantes naturales o minerales identificados por códigos específicos de identificación, que empiezan por 408, 75 o 77.
  • Perfumes: Generalmente derivados de aceites esenciales, aunque la legislación requiere declarar cualquier componente que pueda causar alergias. Pero también puede ser de origen sintético y confundir al consumidor.  Aparecen como: Fragance, Parfum, Aroma o simplemente se enumera cada uno de los aceites esenciales.

Para asegurarte de que estás adquiriendo cosmética natural y ecológica legítima:

  • Verifica la presencia de certificaciones ecológicas en el producto.
  • Acude a puntos de venta especializados para recibir asesoramiento adecuado.
  • Familiarízate con las etiquetas y aprende a identificar ingredientes clave y su función.

Esperamos que esta guía te ayude a hacer elecciones informadas y a evitar decepciones. 

Visita nuestra tienda online para acceder a una descripción detallada de todos los ingredientes de nuestros productos, ordenados por cantidad y especificando cuáles son ecológicos y los alérgenos presentes. Y si tienes alguna duda… ¡Llámanos! Nos encanta saber de ti! 🙂

FILTROS

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Estate al tanto de todas las novedades de Naturavia y recibe descuentos exclusivos 

IR A WHATSAPP
Bienvenido a Naturavia Cosmética
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte? :)