Envío gratis a partir de 60€

3 cosméticos indispensables que debes incluir en tu rutina, tengas la piel que tengas

Cada vez que vas a comprar un cosmético, ¿te asaltas un montón de dudas y no tienes claro cuál elegir?  La solución está en entender y escuchar lo que te pide tu piel en cada momento. Ya hablamos en el post Descubre qué tipo de piel tienes: aprende a identificar sus necesidades  de lo importante que es “leer” y “escuchar” sus necesidades para poder acertar con el tipo de productos. Hoy profundizamos en 3 cosméticos indispensables que debes incluir en tu rutina, tengas la piel que tengas. 

1. El producto limpiador

El paso de limpieza es ideal hacerlo dos veces al día, tanto de día como de noche, haciendo más hincapié en la nocturna. Para escoger el limpiador más adecuado para tu piel, podemos diferenciar entre dos tipos de limpiadores según su afinidad con la “suciedad” y para acertar debes tener en cuenta tus hábitos (si te maquillas, si aplicas SPF…) y por supuesto tu tipo y estado de piel actual:

Limpiador base acuosa

 

Ideal para retirar la suciedad ligera afín al agua, como polución, sudor, células muertas…

  • Jabón: para pieles muy grasas, el jabón es un limpiador potente, por lo que retirará de manera eficaz el excedente de sebo de tu piel, por eso lo recomendamos si tu piel es bastante grasa.
  • Gel jabonoso: para pieles (muy) grasas.
  • Gel to milk: para todo tipo de pieles excepto las muy sensibles.
  • Espuma / mousse: para todo tipo de pieles excepto las muy sensibles.
  • Leche:para todo tipo de pieles, es el limpiador más suave y delicado por excelencia.
  • Agua micelar: para todo tipo de pieles, preferiblemente solo para uso puntual.

Limpiador base grasa

 

Recomendado para eliminar la suciedad afín a la grasa como el exceso de sebo, restos de cremas, maquillaje, protector solar…

  • Crema: para pieles secas o normales que prefieran texturas más densas que la leche.
  • Aceite, bálsamo o manteca: para todo tipo de pieles excepto las que son muy sensibles. Ideal como primer paso de la doble limpieza.

2. La crema hidratante

​Los productos de hidratación facial son formulaciones enfocadas a mantener el contenido de agua de la piel, la elasticidad y la flexibilidad de las capas superficiales gracias al aporte de ácidos grasos esenciales, ceramidas, fitoesteroles… (aceite de rosa mosqueta, aceite de jojoba, extracto de caléndula…) que la mantienen suave y protegida. Y para frenar o reducir la pérdida de agua transepidérmica (TEWL) es importante que incluyan ingredientes humectantes (como la glicerina, el sodium PCA, el ácido hialurónico…) para sostener unos niveles de hidratación óptimos.

 

Además, es importante que te sientas a gusto con la textura de la crema hidratante elegida:

  • Crema de textura rica o media para pieles secas o normales.
  • Cremi-gel de textura ligera para todo tipo de pieles, excepto las muy secas.
  • Fluido de textura ligera para pieles grasas o normales.
  • Gel de textura ultra ligera para pieles muy grasas.
  • Aceites ligeros y de rápida absorción para todo tipo de pieles.
  • Aceites densos de absorción media para pieles secas.

Debido a la situación actual, por la COVID-19, es probable que por el uso continuado de la mascarilla sientas tu piel más sensible o más propensa a desarrollar granitos que antes. Es muy importante limpiar la piel e incluir hidratantes que contengas ingredientes con propiedades calmantes y regenerantes como el extracto de caléndula, manzanilla, aceite de rosa mosqueta… 

 

Si consigues que tu piel esté hidratada, mejorarán varios aspectos como:

  • Coloración
  • Luminosidad
  • Arrugas
  • Suavidad
  • Elasticidad
  • Flexibilidad
  • Tolerancia

Vamos que no solo la vas a ver mucho más bonita, sino que la sentirás confortable.

 

3. El protector solar

  • El fotoprotector es el mejor cosmético antiedad y antimanchas que existe.
  • Protégete los 365 días del año: escoge un SPF 50 siempre que puedas; sobre todo en verano.
  • Reaplica cada 2 horas si vas a exponerte de manera directa al sol: playa, piscina, senderismo, terraceo…
  • Varias opciones de formato para todos los gustos: spray y polvos para reaplicar;  gel o fluidos si prefieres los acabados ligeros e invisibles; y en crema si necesitas más nutrición.

Recuerda que la piel es un órgano vivo y que varía en función de los factores ambientales, estrés, estilo de vida, etc.  por lo que deberás ir sustituyendo o incluyendo productos en función de las necesidades reales de tu piel. Una de las ventajas de los productos Naturavia es que son perfectamente combinables entre sí (se pueden incluso superponer, mezclar o alternar). Esto es un plus, ya que nos facilita encontrar el tratamiento adecuado para cada tipo de piel y condición en la que se encuentre.

Nos encantaría conocer cuáles son tus productos favoritos: ¿qué tipo de limpiador, hidratante y protector solar prefieres? ¡Estamos expectantes a tu respuesta! 

FILTROS

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Estate al tanto de todas las novedades de Naturavia y recibe descuentos exclusivos 

IR A WHATSAPP
Bienvenido a Naturavia Cosmética
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte? :)